RECORRE-BA, Ciudad de Buenos Aires, Recorridos arquitectónicos

La presión de las autonomías fuerza a Darias a adelantar la decisión sobre la segunda dosis de AstraZeneca

Los directores generales de Sanidad del Ministerio y las comunidades decidirán este viernes cómo seguir adelante con los menores de 60 años que ya han recibido una primera dosis de AstraZeneca y a los que se decidió no continuar la inmunización con esa misma marca. La Comisión de Salud Pública se reunirá para abordar una cuestión que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quería retrasar hasta que a mediados de mayo se tenga los primeros resultados del ensayo clínico del Instituto de Sanidad Carlos III. Pero finalmente ha accedido a adelantarla por la presión de las comunidades y porque la próxima semana concluye el plazo de en el que las personas que recibieron AstraZeneca deberían recibir su segunda dosis.

A la espera de conocer la decisión, Darias ha dejado claro que la posición del Ministerio no pasa por inocular la segunda dosis de AstraZeneca, tal y como la semana pasada recomendó la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Por el contrario, ha insistido en la necesidad de disponer de al “evidencia científica” que facilitará el ensayo en curso, que trata de confirmar la hipótesis de que es posible inocular una segunda dosis de Pfizer. Según ha dicho, esto es lo que están haciendo ya países como Finlandia, Francia o Alemania, aun sin disponer de datos científicos que lo avalen.

Por si no fuera suficiente para mostrar su oposición a poner una segunda dosis de AstraZeneca, la ministra también se ha referido al caso de Irlanda, que ha ampliado el intervalo hasta la segunda dosis, pese a que la EMA insiste en que tiene que ser de entre 10 y 12 semanas. Ya el lunes pasado, el director del CCAES, Fernando Simón, insistió en que “las 12 semanas es el margen en principio para ponerla pero se puede extender un tiempo más, no hay problema por ponerla más tarde”.

Hace solo tres días, Simón también dijo que la decisión todavía no estaba tomada pero que “el margen de tiempo” sería suficiente hasta que terminara el ensayo clínico del Instituto de Salud Carlos III, que está previsto que arroje sus primeros resultados a mitad de mayo.

La posición del Gobierno ha cambiado este miércoles, cuando Darias ha anunciado que esta cuestión se abordará y decidirá en una nueva reunión de la Comisión de Salud Pública este viernes, que se celebrará pocos días antes de que se cumpla el plazo de tres meses desde que menores de 60 años empezaron a recibir la primera dosis de AstraZeneca.

El agotamiento de este periodo y, por tanto, la urgencia de tomar una decisión ha sido ha sido recurrente en las últimas semanas entre las comunidades y este miércoles la de Madrid ha vuelto a plantearlo en el Consejo Interterritorial de Sanidad. Su consejero, Enrique Ruiz Escudero, ha insistido en la necesidad de fijar un criterio para proceder con la segunda dosis a un colectivo que en la Comunidad de Madrid supera el medio millón de personas, cuando ya la semana que viene les tocaría recibir la segunda.

Fuentes presentes en el Consejo Interterritorial de Sanidad han señalado que Darias no ha dado una respuesta a esta petición, pero en la rueda de prensa posterior ha anunciado que la Comisión de Sanidad Pública lo decidirá el viernes y ha dejado claro cuál es su planteamiento: inyectarles Pfizer, aunque la EMA recomiende AstraZeneca.

“La Comisión de Salud Pública tendrá que determinar si decide una opción que seria continuar con la vacunación con AstraZeneca y otra, esperar a que se tenga el ensayo clínico”, ha dicho Darias que ha apostillado que “respetará la decisión que salga” de este órgano.

“Tenemos la experiencia de otros países que están administrando la segunda dosis de Pfizer sin evidencia científica y nosotros intentamos generarla. Podría merecer la pena esperar, pero esa es nuestra posición, respetuosa con la que tienen los demás”, ha dicho Darias, que ha apuntado que es una decisión “compleja y difícil”.