RECORRE-BA, Ciudad de Buenos Aires, Recorridos arquitectónicos

La OMS advierte de que la variante india de la COVID podría ser más contagiosa y resistente a las vacunas

Pacientes contagiados de COVID-19 obligados a compartir cama en el hospital, enfermos atendidos a las puertas de los centros sanitarios y piras funerarias en crematorios improvisados en mitad de la calle. Es el dramático escenario en el que la pandemia de coronavirus ha sumido a India en las últimas semanas y que ha provocado que el mundo entero vuelva la mirada al país con preocupación. Además de por el desbocado aumento de los contagios, las alarmas han saltado ante la posibilidad de que este incremento fuera de control obedezca a la nueva variante del SARS-CoV-2 detectada en este estado asiático.

Al respecto se ha pronunciado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha reconocido que la ya conocida como variante india del coronavirus, la B.1.617, podría estar detrás del gran auge de la pandemia en el sur de Asia. En este sentido, el último informe epidemiológico de la institución apunta que puede ser más contagiosa y resistente a algunas vacunas y tratamientos, de acuerdo con indicios arrojados por varios estudios de laboratorio.

Este comportamiento de la versión B.1.617 del virus -que la OMS califica “de interés” y no “de preocupación”- responde a tres de las 15 mutaciones que presenta, según la organización: la L452R, P681R y E484Q. La primera de ellas se ha identificado en otras variantes, en las que se ha asociado con un aumento de la transmisibilidad y una reducción de la neutralización mediante ciertos tratamientos con anticuerpos monoclonales.

Además, la OMS destaca que la mutación P681R “aumenta la infección sistémica y puede dar lugar a una mayor transmisión“, mientras que los ensayos clínicos sugieren que las muestras sanguíneas de individuos que padecieron la infección natural pueden tener una neutralización reducida contra las variantes con una mutación E484Q. En esta línea, incluso estudios preliminares con la vacuna Novavax-Covaxin muestran que esta no es capaz de contrarrestar esta variante.

Sobre estas hipótesis acerca de la causas tras la rápida propagación del SARS-CoV-2 en el país, el virólogo y profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo Estanislao Nistal explica que estas mutaciones “pudieran alterar un poco la capacidad neutralizante de algunos de los muchísimos anticuerpos frente a la proteína S”, que juega un papel clave para ayudar a las células a que el virus no entre en su interior.

No obstante, señala que estas mutaciones “no deberían afectar sustancialmente” a la capacidad de otros anticuerpos de neutralizar al virus, y recuerda que también las células T -otro tipo de inmunidad- pueden ayudar a la protección del organismo. Por eso, el virólogo cree que las vacunas van a seguir funcionando. “Aunque puede reducirse un poco la eficacia a la hora de prevenir el desarrollo de síntomas, es muy probable que esta siga siendo enorme para evitar la COVID grave y la muerte”, agrega.

En cuanto a la transmisibilidad, Nistal considera que es “muy temprano” para decir si esta versión del virus es más contagiosa o no y recalca la necesidad de nuevas investigaciones. En este punto coincide con la OMS, que duda de la posibilidad de generalizar el resultado de los ensayos y pide de manera “urgente” nuevos estudios sobre el impacto de esta variante.

Por todo ello, el profesor de Microbiología opina que no está claro cuál es el origen de este descontrolado aumento de los contagios en India en las últimas semanas y resalta que puede deberse a otros motivos diferentes de la variante.

También la OMS admite que es posible que otros factores sean los responsables de este incremento de las infecciones, como problemas relacionados con la aplicación y el cumplimiento de las medidas sociales y de salud pública, con las reuniones -incluidos los encuentros masivos en celebraciones culturales y religiosas y las elecciones- y con la “cocirculación” de distintas variantes. Todo esto, remarca la institución, ha provocado que la propagación de la segunda ola haya sido mucho más rápida que la primera.